Nuestro nuevo modelo conceptual se centra en la persona con dolor de cuello o que está en riesgo de padecerlo. El dolor de cuello se considera un episodio que se presenta a lo largo de la vida con una recuperación variable entre los episodios.